Migraña

 

Se sabe poco sobre dónde se originan los dolores de cabeza o de cómo es que nuestro cerebro reacciona ante el dolor.  Sin embargo, sí sabemos que los dolores de cabeza normalmente se manifiestan como un malestar corporal generalizado, y que los dolores de cabeza se presentan con cierta frecuencia de una u otra manera en las personas. Por ello, es que es importante tomar en cuenta algunas precauciones para prevenirlos y atendernos. Principalmente durante un ataque de MIGRAÑA.

La mayoría de los dolores de cabeza son síntomas que tienen que ver con el estrés y el mal funcionamiento de nuestro organismo. Ambas situaciones son nocivas para nuestro bienestar.

Algo que no podemos ignorar, es que los dolores de cabeza siempre serán el síntoma resultante producido por la alteración de nuestro organismo, y que esta alteración puede deberse a causas como: la tensión muscular; el estrés; debido a problemas emocionales y; en algunos casos, originados por una enfermedad específica. O bien, por la alteración directa de nuestro organismo, provocada mediante agentes externos como: el exceso de alcohol; el dormir en posición incorrecta; por la ingestión de algunos alimentos. Estas son algunas de las razones más frecuentes por las cuales uno puede sufrir dolores de cabeza.

Las emociones, es importante saberlo, no son las que producen los dolores de cabeza. Lo que si es sabido, perfectamente, es que la reacción nuestra ante el dolor puede ser más intensa debido a nuestros estados emocionales.

Recomendamos, para quienes sufren cefaleas frecuentes, la visita regular a su MÉDICO. Un 15% de los casos reportados con MIGRAÑA tienen por inicio un mal funcionamiento de tipo orgánico. Mientras que el 85% de los casos restantes con MIGRAÑA se sabe, con certeza, tienen como origen una causa de índole meramente emocional. Por ello le sugerimos acudir a su PSICÓLOGO.