¿Qué es la neurosis? – ¿Cómo se manifiesta?

Es una enfermedad grave del mundo emocional. Se manifiesta como desequilibrio afectivo [patología] que impide, en quien la padece, vivir la vida en armonía, y sí con   un alto e innecesario derroche de energía emocional.

 

¿CONFLICTO DE QUIÉN? 

Es el conflicto en que se vive la persona respecto de sí misma, Un conflicto de idefinición, que influye las actitudes y modo de comportamiento ante las propias circunstancias de vida. Es un conflicto interno que parte, ordinariamente, desde la infancia afectando la estructura afectivo-emocional de la persona. Desajuste que se puede observar mediante un conflicto permanente en el estado de ánimo y modo de relacionarse frente al mundo que le rodea.

¿CUÁNDO Y DÓNDE SE DA EL CONFLICTO? 

Está dado en las primeras etapas del desarrollo y se establece y finca como la estructura básica bajo la cual se configura y se sostiene la personalidad.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?  

Debido a la distorsión que existente en la estructura afectiva – del Yo – y la percepción que se tiene de sí mismo,  las conductas resultan ser desadaptadas, al igual que la forma en que establece la interacción con los demás.

Independientemente del nivel en que se padezca la neurosis, en quien la sufre, la neurosis consiste en la dificultad que tiene la persona para apreciarse  – autoestima –  y verse con objetividad, para lograr ser eficiente en el desarrollo de las propias capacidades y funcionalidad en la interacción afectiva con los demás. Suele estar tenso frente a las circunstancia de vida que le rodean.

Se escucha decir con frecuencia, que cada quien es el propio arquitecto de su vida. O que estamos donde queremos estar. Hay verdad en ello. Sin embargo, en lo que respecta al mundo afectivo, lo que sucede, es que en ocasiones se está ante situaciones y lugares del mundo interno en que ni siquiera se sospecha, pues están dados o definidos desde el inconsciente.  Desde allí lo distorsionado de la propia realidad afectiva.

Por ello, que la característica básica a toda neurosis sea la angustia. La angustia y la ansiedad que ella produce, va a ser la motivación para el comportamiento y postura afectiva desde la cual se enfrente la propia realidad. Lo que impide, en quien la padece, el desarrollo de las capacidades y potencialidades que se poseen, por estar o quedar estas bloqueadas.

La neurosis genera un doble conflicto: es un estado de alerta y de indefensión permanente en el YO. De ahí, el conflicto que siempre se tiene ante la toma de decisiones en el mundo afectivo.

Podríamos resumir así:

∗ La neurosis conlleva e implica angustia y ansiedad.

∗ La angustia y la ansiedad que se padece de manera permanente – en la neurosis,-  es la misma que determina los estados de ánimo desde los que la persona genera su propia motivación para la realización de su comportamiento.

∗ De manera ordinaria, la propia percepción y apreciación de sí mismo es la que determina en cada quien la forma y grado de compromiso personal y en la interacción con los demás.

«Lo que yo creo y pienso de mí, es lo que guiará la motivación de mi actuar.»